La cifra es real y no deja de ser sorprendente. Según la Coordinación Nacional de Trasplante del Minsal hoy existen en el país, y que publicó hoy El Mercurio, 10 mil 335 es el número de chilenos que se han acercado presencialmente a una notaria para manifestar su opción de no donar sus órganos.

Desde el 2013, y según la Ley, en el país todos los chilenos son donantes a menos que expresen lo contrario, lo cual debe hacerse formalmente en estos establecimientos, donde tras firma notarial se actualizan sus nombres en el registro nacional de no donantes del Registro Civil.  Eso significa que de forma consciente, ese número de personas decidió hacer el trámite completo para manifestar su voluntad de que sus órganos no sean extraídos tras su fallecimiento.

Según los datos, en esos trámites hay chilenos que viven en 164 comunas a lo largo de Chile, donde talca destaca por tener a 1.233 personas que firmaron como no donantes, siendo la comuna donde más vecinos han hecho el trámite. Le sigue Santiago y Cauquenes en cantidad de personas.

Entre las principales razones de esta decisión se baraja que la gente desconfía en el sistema, pues cree que los dejarán morir para aprovechar sus órganos al ser donantes.

Sumado a eso, en Chile el año 2015 el 53% de las familias se negó a donar los órganos de sus familiares que estaban en condiciones de hacerlo, a pesar de la voluntad de los fallecidos.

PB/MC