De acuerdo a antecedentes entregados por el Centro Latinoamericano de Desarrollo Empresarial (CELADE), en Chile, el 2005, los adultos mayores eran el 11,5% de la población. Así mismo, Chile ha triplicado su población de tercera edad en 42 años, por lo que está catalogado entre los países que más rápido envejece.

“Chile tendrá un 28% de adultos mayores el año 2050”. Así lo afirma el Premio Nacional de Ciencias Naturales, Dr. Nibaldo Inestrosa, director del Centro de Envejecimiento y Regeneración (CARE Chile UC). 

“Si hacemos una proyección, podemos afirmar que en 2020 los adultos mayores llegarán al 17,3% de los habitantes del país. Para el año 2050 ese grupo etario llegará al 28,2%”, señaló el profesor titular de la Universidad Católica. Además acotó que “la población mundial está envejeciendo a pasos acelerados, razón por la que tenemos que buscar crecer como individuos y mejorar nuestras condiciones de salud. 

El científico puntualiza que durante la segunda mitad del siglo XX se presentó un crecimiento demográfico continuo y explosivo en nuestro país “provocado por un desarrollo económico sin precedentes". Además, afirma que en Chile se deben considerar las mejorías en la salud pública, que han determinado una disminución en las tasas de mortalidad. "En 1910 la esperanza de vida era de 51 años, en la década de los sesenta alcanzaba los 70 años y en 2010 llegó a los 79 años”, acotó. 

“Algunas personas de 70 años gozan de un buen funcionamiento físico y mental, mientras que otras tienen fragilidad o requieren considerable apoyo para satisfacer sus necesidades básicas. Los cambios están fuertemente influenciados por el entorno y el comportamiento y características de cada persona”, comentó el científico.

El envejecimiento de la población implica un aumento en la prevalencia de enfermedades crónicas y de discapacidad, generando un problema de salud pública creciente. Globalmente, las principales causa de perder años de vida debido a una muerte prematura son las enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes e infecciones respiratorias crónicas, todas enfermedades no transmisibles. Se trata de enfermedades de lenta evolución y larga duración, son por lo tanto, una gran carga para los sistemas sociales y de salud. 

Según los expertos, entre 2000 y el 2050, se duplicará la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años, pasando del 7% a más del 16%. "Significa que este grupo pasará de 605 a 2000 millones en el transcurso de medio siglo”, reflexiona el profesor Inestrosa. ​

Factores que influyen en el envejecimiento

Los cambios que influyen en el envejecimiento son complejos. En el plano biológico, está asociado con la acumulación de daño molecular y celular, desencadenados en general porque respiramos en un ambiente con oxígeno, que es el origen de especies reactivas de Oxígeno tóxicas. Con el tiempo, estos daños reducen las reservas fisiológicas, aumentando el riesgo de enfermedades y disminuyendo la capacidad del individuo. Estos cambios no son lineales ni uniformes y sólo se asocian levemente con la edad de una persona.

El aumento de la esperanza de vida es uno de los factores más importantes a destacar. En promedio, las personas ahora viven más tiempo, “aunque una pequeña parte de este aumento se debe al mayor índice de supervivencia de las personas de edad avanzada, una gran parte se debe a un mayor índice de supervivencia a edades menores. Con el desarrollo de la humanidad, mejorando la salud pública más personas sobreviven a la infancia y lo más probable que estas personas mueran a una edad adulta”, declaró el Dr. Inestrosa.

Un segundo factor tiene relación con un mayor control de la natalidad “o una menor Tasa de Fecundidad”, lo que implica cada vez menos cantidad de niños, que eventualmente se convertirán en una población con un gran número de adultos mayores.

PB/MC