En abril de 2013 Bolivia oficializó su intención de pelear judicialmente en el escenario internacional una salida soberana al mar, y en 2014 presentó la memoria de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde pretende obligar a Chile a negociar.

Tras la demanda, El Gobierno tomó la determinación de impugnar la competencia de la CIJ y presentó sus argumentos en mayo de 2015. Tras esta decisión, Chile recibió el primer revés en este litigio internacional cuando La Haya rechazó los argumentos nacionales y se declaró competente para resolver en esta materia, lo que fue tomado con mesura por las autoridades locales y como todo un triunfo por el gobierno de Evo Morales.

Y hoy se cumple un nuevo hito en esta historia, cuando durante esta tarde el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, y el agente José Miguel Insulza presenten la contramemoria de nuestro país ante el tribunal internacional, la que sostiene como argumento central que Chile no tiene obligación de negociar una salida soberana.

En relación al contenido de esta contramemoria, el canciller declaró que "creemos que tenemos una contramemoria contundente, en ella establecemos la verdad histórica incluso con fuentes bolivianas y de otros países y demostramos que no hay obligación de negociar nada con Bolivia", según publica el portal T13.cl.

El diputado Jorge Tarud, presidente de la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, señala que “si bien Chile tuvo conversaciones con Bolivia, cuando no se llega a acuerdos, esos diálogos no significan nada y esa es parte del argumento central de Chile, que no existe obligación de negociar”.

Tarud agrega que “la Corte tendrá que ser tremendamente prudente en analizar las posturas y resolver conforme al derecho internacional. Seguramente ahora tendremos una réplica por parte de Bolivia y luego en base a esos argumentos nosotros presentaremos una dúplica y luego los alegatos orales, por lo que este tema no se resolverá antes de 2 años más”.

El parlamentario concluye que “la postura de Chile es absolutamente sólida conforme a los principios que rigen el derecho internacional y la Corte, a mi juicio, no puede establecer una obligación de negociar”.

En esta misma línea, la integrante de la comisión de Relaciones Exteriores, diputada Andrea Molina, agrega que “tenemos plena seguridad de que la demanda presentada en un inicio por este país en 2013 no tiene asidero alguno y confiamos en que la CIJ va a considerar la argumentación sólida contenida en esta contramemoria”.

Molina concluye que Chile “no busca controversia con Bolivia ni con ningún otro país, solo defendemos lo que está estipulado en el Tratado de 1904, en el cual quedan claros los límites de ambos países”.

Morales duro contra Chile

Chile aplica un "neocolonialismo racista" al impedir que el canciller de Bolivia inspeccione los puertos norteños de su vecino, en medio de acusaciones de maltratos contra camioneros bolivianos, dijo el martes el presidente Evo Morales.

En su cuenta en Twitter el mandatario escribió: "canciller chileno dice que si canciller boliviano David Choquehuanca visita Chile 'llegará en condición de turista' (...) esta es la prueba más contundente del neocolonialismo racista que gobierna Chile y que no reconoce a un canciller Indígena".

"Si canciller chileno no acepta inspección de puertos en Arica y Antofagasta es porque sabe que no cumple con Tratado de 1904", concluyó Morales.

PUB/NL