Diputados de las bancadas de Renovación Nacional (RN) y de la Unión Demócrata Independiente (UDI), salieron al paso de los cuestionamientos al ex Presidente Sebastián Piñera –por los nexos económicos con una empresa peruana que salió beneficiada en medio del litigio por el diferendo limítrofe en La Haya en 2012-, señalando que "estas sólo tienen un fin meramente político". 

El diputado Nicolás Monckeberg (RN) sostuvo que, "tal como lo ha dicho el ex Presidente Sebastián Piñera, él se desligó completamente de las decisiones de sus empresas y de la propiedad de muchas de ellas, pero además ninguna de estas inversiones pasivas que significan un monto muy menor dentro de sus inversiones totales, tiene relación con el juicio de la Haya". 

Respecto a las declaraciones del oficialismo, Monckeberg indicó que la acusación tiene un fin político y que “cuando los candidatos de la izquierda y de la Nueva Mayoría no prenden, lo que buscan es atacar al que va ganando, y es evidente que el interés de todos ellos es atacar a Sebastián Piñera sin fundamento". 

Para el diputado de la UDI, Felipe Ward, "esta es la demostración que la Nueva Mayoría terminó; este es el certificado de defunción con el hecho de que pretendan levantar una acusación falsa, extemporánea y sin ningún fundamento en contra de quien hoy aparece ganando todas las encuestas para transformarse otra vez en Presidente de la República". 

El parlamentario UDI respondió, además, al anuncio de los diputados de la Nueva Mayoría, quienes buscarán los votos para realizar una comisión investigadora por este caso, y dijo que “el tener una comisión investigadora por hechos que no ameritan, mal utilizando recursos públicos desde la Cámara de Diputados con una investigación que sabemos dónde va a empezar y a terminar, es algo que no tiene ningún sentido”. 

Esto, a juicio de Ward, “pese a que respaldamos todo lo que en materia de fiscalización se refiere y creemos que la causa de esta acusación tiene que ver con el pésimo momento que vive el Gobierno". 

Según trascendió durante esta jornada, el ex Presidente Piñera habría comprado acciones de la pesquera peruana Exalmar mientras se desarrollaba el juicio en la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, el que finalmente le adjudicó más de 50 mil kilómetros cuadrados del mar chileno a Perú el 27 de enero de 2014. 

Según informaciones entregadas por los medios Bío Bío y El Mostrador, la primera opción de Chile Vamos para postular a La Moneda tiene el 9,10% de las acciones de la firma pesquera a través de Bancard International Investment, una sociedad con domicilio legal en Islas Vírgenes Británicas y su participación en la empresa data de 2012. 

PUB/CM