David Fernández, un joven estudiante chileno que se encontraba en el centro de Niza, específicamente a solo unas cuadras de donde ocurrió el ataque, habló con Publimetro sobre el dramático momento que vivió durante el suceso.

"Estoy muy preocupado", dice por el teléfono nervioso, "No habíamos querido ver la televisión pero hay que informarse. No alcanzamos a dimensionar la situación, uno lo único que puede hacer es correr. Cuando ves tanta gente corriendo hacia ti, sentí unos gritos y solo atiné a moverme", explicó en contacto telefónico desde Francia.

Cuenta que esto ocurrió en la esquina de Negresco, pero que las cámaras no captan bien el panorama. “No entendía nada estaba todo el mundo viendo los fuegos artificiales por el aniversario de la independencia de Francia y 5 ó 10 minutos después de que los fuegos terminaran, toda la gente comenzó a correr por la playa. Los policías corrieron por la playa, la calle y ya después de eso aparecieron por todas partes", señaló.

El estudiante -que se encuentra desde mayo en el país- narró que la policía les decía que salieran de la playa y que ese lugar se transformó en la preocupación máxima. "El problema es que en muchas partes se hace un embudo. Entonces la masa iba corriendo muy cerca de la orilla y seguramente se perdió mucha gente. Yo por suerte ya me reuní con todos mis amigos acá. Nos topamos con otra estudiante que es menor de edad y le dijimos que nos acompañara, porque estaba muy afectada. Todos corrían llorando", narra a Publimetro.

"Estoy con otra chilena, Constanza Madrazo, que estudia conmigo francés aquí y ya también logró comunicarse con su familia, gracias a Dios todos estamos bien aquí en el departamento de una amiga. No se veía nada estaba tan oscuro que fue una travesía llegar hasta acá. Toda la información la recibimos ya llegando a un lugar seguro", agrega.

"Aún estoy nervioso. Yo estaba un poco más a la izquierda de donde esto sucedió, a solo 500 metros del ataque en la playa. Cuando esto ocurrió comenzamos a correr con la masa y en el camino íbamos preguntando, mientras todos nos contaban distintas historias", afirmó agregando que "todos nos contaban diferentes versiones en el camino, pero desde un principio supimos lo del camión. Yo incluso escuché algunos balazos pero los atribuí a los fuegos".

Además, aclaró que no alcanzó a ver el camión porque esto sucedió en la calle y él se encontraba en la playa, abajo.

Finalmente David declara que es un momento muy duro para él. "Estoy asustado, nervioso, decepcionado, triste. Porque la verdad estoy aquí por cumplir un sueño y estas cosas hacen que uno quiera volver, que quiera abandonar este camino y buscar otros. No va por una decisión mía solamente, tengo que pensar en mi familia. Yo quiero seguir estudiando francés, ojalá en este país, espero que no tenga que abandonar este sueño", finaliza.

PB/MC