Mónica Caballero y Francisco Solar, el matrimonio chileno que enfrenta a la justicia acusados de cometer un atentado terrorista contra la basílica del Pilar en Zaragoza, se declararon inocentes este martes.

Según informa el diario El País, los jóvenes aseguraron en el inicio del juicio oral en su contra que no tienen "ningún tipo de contacto ni relación con armas y explosivos", tanto en España como en Chile.

Además, recalcaron que no pertenecen a ninguna organización en suelo hispano debido a que son anarquistas, por lo que "la jerarquía es incompatible con mi ideología".

Cabe recordar que el matrimonio es acusado de perpetrar el atentado a la basílica del Pilar ocurrido en noviembre del 2013, en donde una mujer resultó herida producto del bombazo.

Caballero y Solar llegaron a vivir en Barcelona en 2012 tras ser absueltos en Chile del llamado "Caso Bombas".

Por su parte, la fiscalía hispana pide una pena de 44 años de prisión por un delito de pertenencia a organización terrorista, otro de lesiones terroristas, estragos terroristas y conspiración para cometer otro delito de estragos, tras ser acusados de preparar un atentado contra el monasterio de Monserrat en Barcelona, el cual no se habría concretado debido a su arresto.

PUB/CM