La Policía boliviana realizó este jueves operativos para desbloquear por la fuerza la frontera con Chile y varias carreteras cortadas desde hace cinco días por grupos de camioneros que exigen al Gobierno una reforma tributaria.

El viceministro del Régimen Interior, Marcelo Elío, dijo a los medios que los agentes despejaron el punto de Tambo Quemado, paso fronterizo con Chile, donde había una fila de vehículos de dos kilómetros en el lado boliviano y de otro tanto en el lado chileno, el que fue catalogado como un punto "más conflictivo".

Actualmente, son cerca de 70 los chilenos que se encuentran varados en suelo boliviano a raíz de esta movilización del gremio camionero. En Tambo Quemado se encontraría el mayor número -50-, mientras que en La Paz se encontraría el resto, que se divide en transportistas y turistas.

Tambo Quemado, además, es el paso obligatorio para el traslado de carga hacia los puertos del norte de Chile.

"En este momento están circulado libremente los autos que estaban varados en Tambo Quemado", dijo el funcionario, quien destacó que en la operación participaron dos centenares de policías, ayudados por conductores de los vehículos que sufrían el bloqueo.

Además amenazó con decomisar las matrículas de todos los vehículos que mantengan las medidas de presión y el Gobierno no descarta interponer querellas criminales contra los dirigentes del sector.

La cámara de transportistas agrupa a los propietarios de unas 1.200 empresas que manejan 17.000 camiones, quienes piden nuevas reglas tributarias para sus afiliados y exige que se les permita descargar el pago de tributos con facturas de consumo de todo tipo y no solo las que se refieren a su actividad, como actualmente sucede.

En suelo chileno, como consignó Radio Cooperativa, hasta el momento son 300 los vehículos de carga que aún no pueden retornar a Bolivia.

PUB/VJ