La Corte de Apelaciones de Chillán se pronunció este martes tras dos meses de tramitación del recurso de protección que un grupo de madres presentaron para evitar que el Ministerio de Salud vacunara a sus hijas contra el virus del papiloma humano.

Según informa diario Crónica, el tribunal decidió rechazar la solicitud de las apoderadas y dio la razón al Gobierno, por lo que deberán inocular a las menores.

De esta manera, la Corte chillaneja se diferenció de lo ocurrido en San Miguel y Talca, en donde se decretó la orden de no innovar.

Cabe recordar que la vacuna contra el papiloma humano está destinada para “niñas mayores de 9 años, en los cursos de sexto y séptimo básico”. 

PUB/CM