Complicado está el panorama judicial para Wilson Navarrete Rodríguez, de 37 años, quien se entregó a Carabineros tras confesar que mató de una puñalada a su cuñado, para defender a su hermana, Cecilia Navarrete. Según su relato, la mujer pidió auxilio y en ese momento, se enteró que ella estaba siendo agredida. Por lo mismo, su defensa alegará legítima defensa. 

Según SoyChile.cl, los hechos ocurrieron a las 02:00 de este lunes, cuando Wilson llegó hasta casa de su hermana, Cecilia, tras un llamado telefónico de esta última que le indica que estaba siendo agredida por su esposo, Manuel Jesús Durán Lagos. 

Al llegar al domicilio, ubicado en el kilómetro 40 que une Chillán con Pinto, en el sector de El Cacay, en la Región del Biobío, comenzó una discusión con el presunto agresor de su hermana. 

La tensión aumentó a tal punto que ambos iniciaron una pelea a golpes. Fue en ese momento en que Wilson sacó un arma blanca y apuñaló en dos ocasiones a su cuñado, Manuel Jesús. 

Este último, con heridas en su pierna y en su abdomen, pidió ayuda a sus familiares mediante una llamada telefónica. Estos lo trasladaron a un recinto asistencial donde no pudo ser estabilizado y terminó perdiendo la vida. 

Wilson, por su parte, escapó del lugar pero tras varias horas se entregó a Carabineros confesando el crimen.

El caso está siendo analizado por el Tribunal de Garantía de Chillán, lugar donde el hermano de Cecilia pedirá que se investigue la agresión como una acción de legítima defensa. 

El fiscal a cargo del caso, Pablo Fritz, aseguró al medio que “nosotros tenemos que investigar con igual celo todo lo que perjudique y todo aquello que beneficie al imputado”, por lo tanto, no se cierra a seguir esa tesis. 

“Mientras tanto, no damos nada por cierto ni descartado”, agregó. 

PUB/JLM