El movimiento ciudadano Salvemos Chiloé, que surgió tras las movilizaciones que iniciaron hace 17 días en la isla de la Región de Los Lagos luego de que se decretara marea roja en la zona, hizo hoy una positiva evaluación de como abordaron la crisis luego de que ayer se firmara un acuerdo con el Gobierno, destacando sobre todo la unión y el apoyo de la ciudadanía durante el conflicto. 

Respecto de uno de los principales problemas que genero la movilización, el desabasteciemitno de la isla, Pablo Oyarzo, vicepresidente de la mesa negociadora del conflicto y vocero del movimiento Defendamos Chiloé , señala en diálogo con Publimetro que “nunca hubo desabastecimiento, eso fue un invento de los medios de comunicación porque nosotros siempre tuvimos harina, bencina, gas y todo lo que necesitábamos, porque nunca cerramos las puertas a los camiones”. 

Consultado sobre una evaluación de lo que se hizo en estos días de movilización, Oyarzo destaca que “lo más importante que nosotros sacamos es el apoyo de la ciudadanía ante nuestras demandas

Desde el municipio de Ancud, el concejal Nelson Delgado también quiso hacer hincapié en el ambiente de felicidad que hoy se vivía en la isla: “Hoy había un ambiente más tranquilo, la gente está con un animo distinto, más positivo y están contentas de lo que se logró tras los largos días de movilización”.

Respecto del desabasteciemiento, la autoridad señala que “han ingresado paulatinamente camiones a la ciudad para proveer lo necesario a la isla” , confirmando que efectivamente sí hay desabastecimiento en la isla, y agregando que “lo que está faltando es combustible, pero creo que durante esta tarde llegarán varios camiones con combustible para comenzar a normalizar el movimiento interno de la ciudad”, aunque asegura que “los coletazos de esta crisis medioambiental que estomas viviendo recién comienzan”. 

Delgado también destaca que “se viene un trabajo muy intenso (…) y lo principal será la conformación de una mesa comunal que vaya dando cuenta y haciendo un seguimiento de los avances en los puntos que se establecieron en el petitorio que firmó el Gobierno”.

Finalmente, concluyó que lo que más les preocupa ahora a los habitantes de la isla “es la tremenda cesantía que va a venir, no sólo acá en Ancud, sino que también en la provincia de Chiloé y la Región de Los Lagos”. 

PUB / DIG