Tras una jornada de declaraciones entre pescadores y el Gobierno, continúa el paro de en la isla de Chiloé. Ello, luego de que la mesa de diálogo fracasara.

Los afectados por los graves daños que estaría provocando la marea roja en la isla, no aceptaron el bono de $300 mil pesos que ofreció el Ejecutivo con el fin de apaliar los perjuicios económicos de las familias afectadas.

En Puerto Montt, y en apoyo a los pescadores de Chiloé, cientos de personas, realiza a esta hora una marca pacífica, no autorizada, por la ciudad.

Tal situación provocó que el tránsito se mantuviera interrumpido por barricadas en las avenidas Angelmó y Portales.

Lo mismo ocurrió en otras comunas costeras del sur del país.