Los choferes de Subus anunciaron que paralizarán sus actividades durante esta jornada si es que las autoridades no aseguran que se cumplirán medidas mínimas de seguridad de los trabajadores, esto, en medio del Superclásico entre Universidad de Chile y Colo-Colo. 

El vocero de los trabajadores de Subus, Boris Guerrero, indicó que durante las jornada de "banderazo" y "arengazo, hubieron "“20 buses vandalizados, tres secuestrados, tres conductores agredidos y dos  amenazados".

"Le vamos a solicitar públicamente al intendente, Claudio Orrego, que mañana suspenda el famoso partido para que dé cumplimiento a su compromiso con la ciudadanía y, de no ser así, los trabajadores vamos a interrumpir los servicios, todos los servicios de todos los terminales, pasen o no pasen los servicios por el Monumental", agregó. 

Con esto, los trabajadores se unirían a la paralización anunciada previamente por los conductores de la empresa Alsacia, quienes también exigieron mayor seguridad ante el partido que se disputará al mediodía de este domingo en el Estadio Monumental. 

De acuerdo a lo contemplado por los voceros de Alsacia, desde las 09:00 horas comenzarán a retirar los buses hasta las 16:00 horas. Subus realizará lo mismo, si es que antes no reciben una respuesta de la Intendencia Metropolitana.