El pasado jueves 11 de febrero, la Municipalidad de Providencia presentó el proyecto que remodelará la emblemática ciclovía del Parque Uruguay, que corre de manera paralela a avenida Andrés Bello por la ribera del río Mapocho. Será una inversión con un costo de $400 millones, financiado por el municipio y el Servicio de Vivienda y Urbanismo. 

El proyecto cuenta con detractores, principalmente desde organizaciones pro bicicleta, que argumentan que la ciclovía debería ir por la calzada y no por el parque, ya que ese es un espacio que corresponde a los peatones, además de señalar que Andrés Bello es una vía de 7 pistas que podría haber cedido una para una nueva ciclovía. 

Sumado a esto, alegan que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) contravienie lo que ellos mismos propusieron en 2015, en un manual con parámetros unificados para la construcción de las nuevas ciclovías del país, que señala que las ciclovías deben ir por la calzada. 

El encargado de Asesorías y Proyectos de Bicicultura, Henry Herrera, señala que "el año pasado se logró que el Minvu sacara un manual con recomendaciones de diseño de ciclovías. Por lo mismo, nos parece que debería ir por la calle, cumpliendo la norma en términos de carpeta, de cruces, de ancho de la vía, y que no debería quitarle espacio a los peatones, interviniendo un espacio de valor patrimonial y de áreas verdes, como lo es el Parque Uruguay". 

Herrera agrega que "en la calzada se hace más rápido el viaje, no afecta a los peatones y permite mayores ventajas para la ciudad”, concluyendo que “se requiere mayor decisión política para cumplir las orientaciones que entregó el Minvu, además que construir en la calzada es mucho más barato”.

Desde la Municipalidad de Providencia, argumentan a través de redes sociales que este proyecto “busca la convivencia vial de todos”, agregando que “todas las mejoras fueron hechas en base a estudios con evidencia empírica, que permite concluir que son la mejor solución para cumplir este objetivo”. 

Para el director del Colegio de Arquitectos, Sebastián Grey, “este es un caso fuera de lo común donde los peatones tienen un 90% del parque a su disposición. Además que Andrés Bello es una avenida de alta velocidad, por la que veo muy difícil una ciclovía ahí que vaya por la calzada, mientras haya espacio en el parque”. 

Grey agrega que “las recomendaciones del Minvu son importantes para las nuevas ciclovías, pero en el caso de senderos muy antiguos como ese, el municipio está haciendo lo correcto, que es formalizar las condiciones de uso de una ciclovía que ha sido ocupada casi sin interrupción desde hace 20 años”. 

Consultados por Publimetro, desde el Minvu señalaron que este proyecto lo ve la Seremi y que su encargado no está disponible por el momento por vacaciones, pero que esta semana responderán a estos cuestionamientos. 

El vocero de Furiosos Ciclistas, rodrigo Quiroz, señala que desde la organización se oponen a la construcción de ciclovías que no vayan por la calzada. “Llevamos años abogando por una convivencia vial, más allá de estar segregando al ciclistas sobre la acera, quitándole espacio al peatón, que siempre es el menos beneficiado con respecto a la calidad del espacio vial”. 

“Con este proyecto se le quita un espacio importante al peatón y se segrega al ciclistas. Además, hay una falta de consecuencia en el Minvu que redacta un manual, pero después financia proyectos como este que van en la dirección contraria. Sumado a que Andrés Bello tiene siete pistas para autos. Siete, pero se sigue privilegiando el auto particular para que haga uso y abuso del espacio vial”, concluye.