A través de su Facebook personal, el Dr. Gabriel León -director del Centro para la Comunicación de la Ciencia en la Universidad Andrés Bello- planteó una reflexión en torno al curso “ADN Básico”, el cual es organizado por una página de Facebook llamada “Transformar es sanar” y es impartido por una Instructora Certificada en ‘ThetaHealing' llamada Sandra Pacheco. La disciplina es una técnica que afirma poder entrar en una frecuencia cerebral “Theta” que conecta a quienes lo practican con el “creador de todo lo que es” logrando que las ondas cerebrales pasen automáticamente a un estado mental donde podrás “crear cualquier cosa y cambiar tu realidad instantáneamente”. 

En este caso el Dr. León cuestiona, en una carta abierta en La Tercera, un curso de “ADN Básico” que se realizará en Santiago entre el 15 y el 17 de abril, con un valor de $200.000 por inscripción y donde los asistentes aprenderán a “activar los cromosomas de juventud y vitalidad”, a “activar hebras dormidas del ADN” o “el poder del pensamiento”. El científico pone en duda los aprendizajes que se impartirán en este evento entre los que destacan el “limpieza y desbloqueo de chakras, activación de cromosomas de juventud y vitalidad, aprender sobre los 7 planos de tu existencia o el contacto con ángeles guardianes”, diciendo en su carta que “las personas que pagan por esto no son tontas o incultas; son curiosas, tienen preguntas, han leído mucho pero están muy mal informadas. Son personas convencidas de que eso es ciencia”. La publicación que hizo en su página personal de Facebook hoy tiene más de 1.900 me gustas y ha sido compartida más de 1.700 veces. (Léela completa aquí)

En conversación con Publimetro, el Bioquímico UC y Dr en Biología celular y molecular UC quién hoy se desempeña en distintos cargos en la U. Andrés Bello, afirma que está “muy contento con el impacto que ha tenido su carta, los comentarios que ha tenido y la respuesta de la gente”.  “La idea es poner estos temas entre la gente, cuando me encontré con este evento me dio rabia, más cuando vi cuánto costaba el curso. ¡Es más que un sueldo mínimo! ¿Cómo la gente es tan pajarona y cae en esto?”, explica agregando que “al final tu te das cuenta que no es problema de la gente al no saber distinguir lo que es ciencia de lo que no es ciencia, en este caso les ponen un ADN, lo hacen ver serio y sencillamente los engañan. Ellos quizás no tienen las herramientas para darse cuenta que esto es una tomadura de pelo y no sirve para nada”.

"Luego de que se publicara la carta, el evento del curso se lleno de preguntas de la gente en torno a la validez de lo que se enseña y ellos los borraron y ocultaron, a pesar de que eran todas en buena. Ahí tu te das cuenta que estos tipos viven de que la gente no se informa, en el momento que lo hacen se les acaba el negocio. Sencillamente no muestran evidencia real de lo que dicen”, agrega el profesional.

Además, es claro en decir que la gente debe tener una sola herramienta para evitar caer en lo que califica de engaños: “Cada vez que alguien dice algo, ya sea tengo la cura del cáncer o te doy el mejor crédito hipotecario uno debe exigir la evidencia. Decir muéstrame que hiciste lo que dices que hiciste. Cuando un político dice que una política pública puede mejorar la vida de los chilenos, debe demostrar que hay países que hicieron algo parecido y mejoró. No importa si es un premio Nobel o un amigo de Facebook, todos deben mostrar evidencias que sustenten lo que dicen. Eso es todo lo que uno necesita para no caer con estos estafadores, hay que solo ser un poco excéptico para evitar botar plata”, dice firme.

¿Qué dicen los organizadores de este curso?

Esta historia no solo tiene un lado. Sandra Pacheco Luengo es quién imparte esta curso y afirma a Publimetro que desde que esta carta fue publicada “solo ha recibido hostigamiento, sumado a que también se ha acosado a una instructora de Argentina llamada Belén Asin”; a pesar de que Gabriel jamás ha entrado en contacto con ella u otro representante de la disciplina.

Explica que ThetaHealing es una marca registrada, conocida en el mundo y que son 7 los chilenos que han viajado al extranjero para obtener el conocimiento de la mano creadora Viana Stival, certificándose en el THInK® Thetahealing Institute of Knowledge. La instructora argumenta que hoy “muchos profesionales de la salud se han abierto a la posibilidad de lo intangible y están felices con los conocimientos adquiridos en estos cursos. En caso, tras la carta del señor León solo hemos sido víctimas de hostigamiento, amenazas y descalificaciones por parte de quiénes la leyeron".

“En este caso, el charlatán de turno es el señor León, pues el método científico está dando sus últimos manotazos de ahogado. El negocio de la ‘ciencia’ está en decadencia y la prueba es la cantidad de energía que este señor gasta en defender algo que en otros momentos tuvo el peso suficiente como para defenderse por sí mismo. No todo conocimiento que sea un aporte positivo para el humano necesita ser avalado por la ciencia. El método científico es solo un método de investigación y va a funcionar dentro del marco teórico que a su vez lo valida y limita”, argumenta Sandra respecto a las palabras del Dr. León.

“Las terapias complementarias no tienen por qué buscar la aprobación científica, lo importante es que funcionan, lo importante es el acto sanador. Los que se hacen llamar intelectuales de la ciencia tienen la limitación de no poder ver los fenómenos que no cuadran con sus expectativas teóricas, por tanto dejan fuera de su visión muchas situaciones enriquecedoras de la vida. Todos en alguna medida ignoramos algo, somos ignorantes en distintos ámbitos, lo dijo Einstein, lo que antes era ciencia hoy no lo es, lo que antes no era ciencia hoy sí lo es”, aclara en defensa del método ThetaHealing.

"Lo ideal sería que no descartaran aquella zona que desconoce para abrir su mente científica a lo nuevo y aportar desde esa disposición  y sería aún más agradable que no amenazaran comportándose como Neandertales en vez de científico. Se ha descubierto que el cerebro es capaz de hacer conexiones neuronales nuevas, cosa que antes se creía imposible, también se sabe que el tejido neuronal se puede regenerar, cosa que antes también se pensaba era imposible, el estado theta es un realidad de la mente, conocemos solo el 10% de la funcionalidad de la mente y los curiosos como él nos llama estamos tratando de averiguar qué pasa con el 90% restante”, argumenta.

Finalmente Sandra hace énfasis en responderle al Dr. León que hoy la ciencia es un término bastante manoseado, y que tal como él afirma, la verdad absoluta no le pertenece a nadie, pues los “curioso son los que han movido el mundo y han creado grandes cosas”.

PB/MC