Las malas condiciones climáticas imperantes en la zona cordillerana del complejo fronterizo Los Libertadores obligaron a las autoridades a cerrar dicho paso internacional.

La medida se aplicó durante esta tarde, básicamente por las bajas temperaturas ambientales y por el viento blanco que sopla en la alta cordillera, que ha obligado a suspender el tránsito de todo tipo de vehículos.

Las calzadas del sistema integrado fronterizo Cristo Redentor están congeladas, por lo cual ni siquiera es aconsejable circular usando cadenas, para así evitar accidentes de tránsito.

Las autoridades, a través de un comunicado, señalaron que la habilitación del complejo se realizará en la medida que las condiciones meteorológicas que se presenten en la alta montaña lo permitan, conjuntamente con la evaluación vial de las condiciones de la ruta.

ATON/MM