A la Playa Chica de Cartagena llegó un invitado de piedra, un ser que nadie invitó y que aguó el verano de muchos con su presencia: se trata de la fragata portuguesa, la falsa medusa que es venenosa y que produce efectos nocivos en la salud, como alergia crónica. 

Así al menos lo informó la Gobernación Marítima de San Antonio que confirmó la presencia de seis ejemplares de esta especie. 

Según la autoridad, las seis hidromedusas fueron encontradas repartidas entre los balnearios de Playa Chica, El Ensueño y San Sebastián, todas durante este fin de semana.

De forma paralela, la Armada indicó que se registraron 10 casos de personas que tuvieron contacto con la falsa medusa.

Por lo mismo, y ante el peligro inminente de la llegada de más ejemplares, el Seremi de Salud decidió que se cerrara la Playa Chica, uno de los balnearios más populares de Cartagena.

La medida podría extenderse también para El Ensueño y San Sebastián, aunque las autoridades aún analizan cómo se comporta el movimiento de la fragata portuguesa por la zona. 

PUB/JML