Este sábado 28 se atrasa el reloj en una hora para dar inicio al horario de Invierno 2012. De acuerdo al Decreto Supremo N° 225, del 27 de febrero de 2012 del Ministerio del Interior, el cambio rige tanto para las regiones del continente y la Antártica Chilena. 


A las 24:00 horas del día Sábado 28 de Abril de 2012, se atrasa una hora pasando a ser las 23:00 del mismo día. En tanto, en Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez, a las 22:00 horas del día Sábado 28 de Abril de 2012, se atrasa una hora pasando a ser las 21:00 del mismo día. 

Según estudios estos son algunos efectoa que sufren las personas con este cambio de horario: 

1-. Modificación causa diversos trastornos: 

La modificación horaria que sumará una hora más puede implicar   trastornos de ánimo, somnolencia, insomnio y otros, por lo que seguir  una fácil rutina de acomodación puede ayudar a sobrellevar mejor el horario de invierno, explican  en la Mutual de Seguridad y entregan su “Simple Rutina de Adaptación al Horario de Invierno”.

2-. Aprovechar de  dormir bien

Mantener una rutina de sueño normal: aprovechar la hora extra para dormir y tratar de hacerlo más tiempo de lo habitual, hasta 8 horas. 

Asegurar las condiciones para dormir: preocuparse de eliminar los ruidos de la habitación y procurar la máxima oscuridad antes y durante el sueño.

3-. Exponerse a la luz natural 

Aprovechar los beneficios de la luz natural: los cambios naturales de luz-oscuridad a lo largo de las 24 horas ayudan al organismo a ajustar sus ritmos neurohumorales. Tratar de exponerse el mayor tiempo posible a la luz na-tural.

Durante el reposo evitar las “tres pantallas”: antes de dormir, apagar la TV, computador y celular. 

4-.Comer temprano y hacer ejercicio 

Readaptar los horarios de las comidas: es probable que durante los días posteriores al cambio de horario se quiera comer más temprano. Aprovechar el hambre para adelantar  la comida  y  prolongar el tiempo de reposo. 

Realice actividad física en la mañana: si se despierta más temprano usar el tiempo para hacer ejercicio, ayuda a sentirse animoso en el día y deseoso de dormir en la noche.

5-.“Altera los ritmos neurohumorales”

“Los cambios de horario se contraponen con los ritmos neurohumorales establecidos, afectando necesariamente nuestra sensación de bienestar y capacidad de trabajo físico y mental, además de producir posibles  complicaciones orgánicas, sobre todo si ya existen otras dificultades”, señala el médico fisiólogo de la Mutual de Seguridad CChC, Dr. Claus Behn.