Los problema en la Línea 1 del Metro se han vuelto costumbre para quienes regresan a sus hogares durante las tardes. La activación de un freno de emergencia de un carro en Manuel Montt paralizó el servicio y complicó la frecuencia en su principal eje.  

El hecho aumentó el número de personas detenidas en la estaciones, obligando a cerrar Manquehue y Tobalaba.

De acuerdo informó Metro, el servicio ya opera, sin embargo la alta cantidad de personas que se acumuló supera la capacidad del servicio.

PUB/SVM