Los colegios de la Región del Maule que estuvieron en toma durante el primer semestre de este año acortarán en una semana las vacaciones de invierno, con la finalidad de recuperar las clases perdidas.

Los más afectados por esta medida serán los cuartos medios, puesto que, como deben rendir la PSU, su año académico termina antes que el de los demás niveles.

"No les alcanzan los días sábado, recordemos que los cuartos medios terminan antes. No les queda otra que ocupar una de las dos semanas de vacaciones, y algunos colegios lo van a hacer así, van a tener una sola semana de vacaciones de invierno para poder recuperar las clases perdidas", afirmó el seremi de Educación, Rigoberto Espinoza.

El protocolo establece que los sostenedores y directores de los establecimientos deben presentar un calendario de recuperación ante el Ministerio de Educación, el que, según Espinoza, no se transará.

Los establecimientos que están obligados a aplicar esta medida en la región son los liceos Abate Molina, Marta Donoso Espejo y el Industrial Superior, en Talca; el Liceo Zapallar de Curicó y el Liceo Pedro Aguirre Cerda de Cauquenes.