El martes de esta semana en la comisión de Educación de la Cámara de Diputados, se planteó la idea de generar una ley corta, la que tendría por objetivo dar más plazo para que los colegios particulares subvencionados puedan generar el traspaso de su administración a las establecida en la ley de inclusión. 

La idea fue planteada a la misma comisión en una primera instancia por la Confederación de Asociaciones de la Educación Particular Subvencionada de Chile (Conapas), la que agrupa a cerca de 1.300 colegios a lo largo del país, quiénes sostienen que con esto se podrían dar instancias para tener mesas de trabajo con el Ministerio de Educación (Mineduc). 

“Esta ley corta es para generar mesas de trabajo con el Ministerio de Educación para poder resolver estos problemas y no que sigamos adelante en un camino que nos lleve al abismo, lo principal es el tema de la tenencia de propiedad de los inmuebles, aquellos colegios que no puedan comprar o acceder a los créditos bancarios tienen más tiempo”, señaló a Publimetro el presidente de la Conapas, José Valdivieso. 

El proyecto también es visto con buenos ojos por los padres y apoderados, los que agrupados en la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados, (Confepa), afirman que el tiempo extra para los sostenedores les genera tranquilidad por los posibles colegios que cerrarían. 

“Los que toman la decisión aquí es el sostenedor y ellos por verse ahogados por los plazos van a tomar la decisión de seguir con su proyecto educativo y para seguir con él, en muchos casos van a pasar a ser particulares pagados y otros van a cerrar, por lo que los papás nos quedamos con la incertidumbre de donde vamos a meter a nuestros hijos… aquí la grave problemática es no tener otra opción, porque el mejoramiento de la educación pública fue una promesa incumplida de este gobierno”, enfatizó a Publimetro la vocera de la Confepa, Erika Muñoz.