Una ciudadana francesa encarcelada en India y reclamada por la justicia chilena por su presunto papel en el asesinato en 1991 del senador UDI Jaime Guzmán, inició el sábado pasado una huelga de hambre indicó a AFP su abogada.

Marie-Emmanuelle Verhoeven fue detenida en febrero de 2015, siguiendo una orden de la justicia chilena a través de Interpol, poco después de su entrada en el país, en la frontera indio-nepalí. La francesa está desde entonces detenida en Delhi.

La justicia de Chile solicita la extradición de Verhoeven, de unos 50 años, por sospechar que participó en el asesinato del senador conservador Jaime Guzmán Errázuriz en abril de 1991 por un grupo de extrema izquierda, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

La francesa refuta estas acusaciones. "Inició una huelga de hambre el 11 de junio, de duración indefinida. Ha dejado de alimentarse y solamente bebe agua" dijo a la AFP su abogada en India, Ramni Taneja.

Verhoeven interpuso un recurso contra su extradición a Chile, que fue rechazado a fines de abril por el Tribunal Supremo indio.

Su abogada argumentaba que el tratado de extradición entre ambos países, de 1897, no era válido, pero el Tribunal Supremo consideró que este documento tenía validez.

Por ello, el procedimiento de extradición sigue su curso. Pero la francesa interpuso desde entonces otro recurso para pedir su puesta en libertad bajo fianza, invocando la duración de su arresto, su carácter "ilegal" y el hecho de que "no ha cometido ningún crimen en India o en otra parte", según su abogada.

Un audiencia se celebrará el 24 de junio para estudiar este recurso. La embajada francesa en Nueva Delhi "sigue la situación" de su ciudadana, según indicó una fuente de la legación.

PUB/CM