En el cementerio de Rancagua se efectuó este miércoles la primera exhumación de los restos de un menor en el marco de la investigación que encabeza el fiscal regional de Los Lagos, Marcos Emilfork, por los fallecimientos ocurridos en el Sename. 

Los restos exhumados corresponden al menor Francisco Fuentealba Duamante, de 14 años, quien estaba internado en el Pequeño Cottolengo de Rancagua y quien murió en el hospital de esa ciudad, el 17 de junio pasado, por un supuesto paro cardiorrespiratorio. 

La exhumación fue dirigida en terreno por el fiscal adjunto Patricio Poblete, del equipo investigador del fiscal Emilfork, quien indicó que "tuvimos que realizar la exhumación para poder determinar la causa de muerte de Francisco". 

Añadió que "dentro de los próximos días se establecerá la causa de muerte por parte del Servicio Médico Legal, de acuerdo a la autopsia que se va a realizar en la ciudad de Santiago por parte de personal tanatólogo". 

Adicionalmente Poblete –quien está efectuando diligencias en distintos puntos del país por instrucciones de Emilfork- indicó que también se realizarán exámenes toxicológicos. 

En el cementerio rancagüino se constituyeron funcionarios de la PDI que forman parte de la "Fuerza de Tarea Sename". Asimismo estuvieron presentes peritos del Servicio Médico Legal, encabezados por la doctora Pamela Bórquez. También participó el fiscal de Rancagua, Pablo Muñoz Leyton. 

Desde la Fiscalía Regional de Los Lagos se confirmó además que en los próximos días se efectuará la exhumación de la menor Tania Osorio, quien también se encontraba en el mismo hogar y cuyo fallecimiento se registró el 15 de junio de este año. 

PUB/CF