Un hecho “insólito”. Así califican desde el Movilh la carta recibida ayer en la cual la Comisión de Derechos Humanos del Senado -presidida por Jacqueline Van Rysselbergue- les advierte que “no aceptarán actos contra la parlamentaria, porque critican su férreo rechazo a la Ley de Identidad de Género”.

En la carta firmada por Ximena Belmar, secretaria de la Comisión, se le indica  al dirigente del Movilh, Rolando Jiménez,  que “el honorable senador José Miguel Ossandón  hizo presente su molestia por los insultos verbales de los cuales fue objeto” Van Rysselberghe el pasado 9 de diciembre en el Congreso Nacional.

A pesar de que no se precisa quiénes votaron a favor de esta queja, en la carta se manifiesta que “no se aceptará este tipo de actos” y se exigió “mantener una actitud respetuosa en el Congreso Nacional”. 

Cabe recordar, que el pasado 9 de diciembre Jiménez criticó a Van Rysselbergue por “humillar a la población transexual”y por haber conseguido que la Ley de Identidad de Género pasara a la Comisión de Constitución, con lo cual se postergó su votación en sala.

Desde el Movilh respondieron afirmando que Van Ryseelbergue "está abusando de su calidad de presidenta de la Comisión en alianza con  Ossandón, otro opositor de la Ley de Identidad de Género" silenciando y censurando toda crítica contra su quehacer. 

Además, pidieron que la Comisión precise a qué insultos se refiere su carta y qué parlamentarios estuvieron a favor de enviar la carta “amenazante”, pues solo así podrán conocer si el sentido de la misiva es restringir la libertad de expresión y de manifestar desacuerdos políticos.

“Las épocas donde las autoridades indicaban a la sociedad civil qué decir o hacer,  así como cuándo y dónde expresarse, ya pasaron y son propias de regímenes dictatoriales. Frente a la leve sospecha de su ocurrencia al interior del Congreso Nacional, estimamos es deber de la Comisión de Ética al menos investigar estos hechos”, puntualizó el Movilh

PB/MC