El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el DC Jorge Pizarro, comentó en nombre de la instancia la visita del canciller boliviano David Choquehuanca al país.

En la actividad, el parlamentario estuvo acompañado del canciller Heraldo Muñoz y de los senadores Hernán Larraín (UDI), Francisco Chahuán (RN), Juan Pablo Letelier (PS) y Ricardo Lagos Weber (PPD).

En ella, el Pizarro leyó una declaración pública en donde enfatizó que los parlamentarios de la instancia "reprochamos estos gestos de hostilidad hacia el pueblo de Chile por parte del gobierno liderado por el presidente Evo Morales. Asimismo, lamentamos estas acciones  mediáticas y propagandísticas encabezadas por su Canciller, David Choquehuanca".

"El viaje protagonizado por la comitiva de 58 personas a las regiones de Arica y Parinacota  y Antofagasta,  sólo ha venido a tensionar aún más la relación de países vecinos bajo la excusa de verificar el cumplimiento del tratado de 1904, - sin motivo comprobable- texto que considera la determinación de límites entre ambos países a perpetuidad", agregó.

De igual manera, expresó que "es inédito que un canciller de un gobierno que no quiere tener relaciones con Chile venga en viaje privado cual turista a inspeccionar dependencias públicas nacionales. En ningún país del mundo tal actuación resulta aceptable".

Además, señaló que “las últimas declaraciones y el comportamientos son dichos sin precedentes en la diplomacia, y son parte de un gobierno boliviano para mantener protagonismo en la comunidad internacional y en la opinión pública".

"La comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Chile ha propuesto una y otra vez abrir las puertas a un proceso de diálogo con su contraparte boliviana, en el entendido que los representantes de la voluntad popular tienen la capacidad de promover acuerdos en múltiples áreas de cooperación binacional. Lamentamos la no acogida de esta iniciativa que produce el distanciamiento cada vez más profundo entre los gobiernos y perjudica inevitablemente el futuro de nuestros pueblos", culminó Pizarro.

Por su parte, el canciller Muñoz señaló que tras las últimas acciones protagonizadas en el país por Choquehuanca, "estamos más distanciados que nunca".

De igual manera, enfatizó que "esto va a quedar como un episodio triste en la historia bilateral". "El costo de esto, lamentablemente, lo pueden pagar los pueblos", agregó.

Por último, Larraín propuso declarar a Choquehuanca como persona non grata, apuntando que “esto es inaceptable, por lo que nosotros estamos disponibles para las decisiones que el gobierno tome”.

PUB/CM