La Comisión de Trabajo del Senado aprobó por mayoría la propuesta del Ejecutivo en materia de subcontratación y del derecho a huelga, en el marco del proyecto de reforma laboral. 

Asimismo, definió uno de los temas más controvertidos: la negociación interempresas, también con la votación de mayoría que favorece a la propuesta del gobierno. 

En esa línea se respaldó el artículo 363 que establece los requisitos para la negociación colectiva del sindicato interempresa. 

De este modo, el texto legal dispone que "para presentar un proyecto de contrato colectivo en una empresa, el sindicato interempresa deberá contar con un total de afiliados no inferior a los quorum señalados en el artículo 227, respecto de los trabajadores que represente en esa empresa". 

Tras la sesión de hoy, los comités se definieron las siguientes sesiones extraordinarias en la sala para votar el proyecto: 

- Miércoles 9 de marzo: de 11:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 22:00 horas. 

- Jueves 10 de marzo : de 09:30 a 14:00 horas y de 15:00 horas hasta su total despacho. 

El titular de la Comisión, Juan Pablo Letelier, señaló que "esta reforma garantiza la titularidad sindical y la huelga efectiva sin reemplazos internos y externos. Entiendo que algunos colegas y dirigentes tengan reparos sobre definición de reemplazo pero el texto del Senado queda claro que no se le puede cambiar de lugar de trabajo". 

Agregó que "tenemos la convicción que las multas por prácticas antisindicales es por cada trabajador involucrado en dicha acción, la multa puede llegar a proporciones distintas a las de ahora. Creo que estamos avanzando para nivelar la cancha". 

Por su parte, el senador Andrés Allamand aseguró que "solo si la DC mantiene su postura se podría corregir, al menos en parte, esta pésima reforma laboral pero si agacha el moño gana el Partido Comunista, el PS y la CUT. Hoy vimos otra desprolijidad y las obligaciones de negociación interempresas eran pésimas y confusas". 

Por su parte, la senadora Carolina Goic indicó que se ha hecho “un esfuerzo importante para llegar a acuerdo y tener indicaciones que representen de alguna manera los planteamientos y las miradas de todos, y el Ejecutivo en eso ha planteado su posición con claridad a través de su indicación en materias donde es el gobierno tiene la iniciativa”. 

Agregó que “lo que corresponde hoy día es permitir que esta reforma, que es un tema relevante de nuestro programa de gobierno pueda continuar su tramitación y terminar con la votación en el Senado. Y para eso estuvieron los votos en la comisión, aunque nos hubiese gustado que hubiese estado toda la Nueva Mayoría”, concluyó la integrante de la Comisión de Trabajo. 

En tanto, el senador Rabindranath Quinteros enfatizó que “la reforma laboral busca fortalecer la conformación de sindicatos para asegurar de ese modo una mejor capacidad negociadora de los trabajadores a la hora de establecer salarios y beneficios, y en ese contexto, la huelga es una herramienta legítima y el derecho a usarla responsablemente debe ser cautelado”. 

Igualmente, destacó que “las multas que estamos estableciendo para las empresas que realicen prácticas desleales o antisindicales son altas, llegando incluso a las 100 UTM por trabajador, porque no queremos que resulte más económico quebrantar la ley que cumplirla”. 

Sin embargo, aseguró que “la reforma solo dará resultados óptimos si los trabajadores están dispuestos a unirse con el fin de reivindicar sus derechos, de hacerse escuchar y de conseguir sus legítimas demandas”. 

PUB/VJ