Tras las tensas semanas al interior de la Nueva Mayoría producto de los resultados de las elecciones municipales, el congelamiento de la relación entre La Moneda y la DC y el proyecto de ley de reajuste salarial en el sector público, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, se reúne con los presidentes y jefes de bancada de los partidos oficialistas con el objetivo de destrabar el conflicto del sector público. 

El 2 de noviembre pasado, en la sala de la Cámara Baja se rechazó en tercer trámite y sin ningún voto a favor la moción presidencial que contemplaba un aumento de un 3,2% para los sueldos de los funcionarios del Estado, hecho que originó una de las peores derrotas para el Ejecutivo que se recuerden en democracia. 

A tal punto llegó su derrota que la administración Bachelet anunció que no haría ejercicio de su facultad de insistencia, pero proponiendo un veto aditivo a la actual legislación que se encuentra en el Congreso. 

El veto, en tanto, significa que al proyecto rechazado se le agregará un artículo donde se propondrá un cambio en los bonos, pero habría que mantener el guarismo del 3,2%. 

Luego de acercar posiciones la semana pasada, la que culminó el día viernes con una reunión extraordinaria en La Moneda se acordó para hoy un nuevo encuentro del comité político, el cual en este momento se lleva a cabo. Se espera que al final del encuentro de coordinación se entreguen detalles de la propuesta entre Ejecutivo y los conglomerados oficialistas. 

Por otra parte, los trabajadores de la salud del sector público anunciaron que se mantendrá en paro hasta el martes en espera de la oferta de la administración Bachelet. 

PUB/CM