Generar acciones decisivas para mejorar el medio ambiente puede parecer algo que sólo se logra a gran escala, pero no es así: sencillos cambios en nuestra vida cotidiana pueden tener, a la larga, efectos decisivos.

Tal como recalca a Publimetro el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier “pequeñas acciones a nivel doméstico, generan cambios globales. Cambiar nuestros hábitos en nuestros hogares es la clave, pues es urgente reducir drásticamente nuestros patrones de consumo”.
Con esa idea en mente, aquí te mostramos un programa hora por hora para desarrollar una vida “ecoamigable” durante todo el día.

8 am:
 Cuando te duches en la mañana, o te laves los dientes, preocúpate de cerrar bien las llaves. ¡Recuerda, el agua tiene un límite!

9 am:
 Cuando abres tu clóset y ves que alguna prenda ya no está en las mejores condiciones, en vez de botarla toma la opción de llevarla a una costurera. El ministro Pablo Badenier  nos recuerda que “se requieren 2.700 litros de agua para hacer una polera nueva, además de la energía usada en su manufactura y transporte. En cambio, la huella de carbono y agua que exige llevarla a reparar es mínima y, además, contribuye a la economía local y fortalece los lazos de la comunidad”.

10 am:
¿Vas al trabajo en auto? Intenta compartir tu vehículo con parientes y amigos cada vez que puedas. Y si no necesitas trasladarte en automóvil, siempre prefiere caminar o la bicicleta ¡Es mejor para el medio ambiente y más económico!

11 am:
 ¡Planta un árbol! Aprovecha el lema de este día y provoca una diferencia en el planeta. Los árboles ayudan a combatir el cambio climático, pues absorben el exceso perjudicial de CO2 en nuestra atmósfera.

12 pm:
 Minimiza al máximo el consumo de pilas, baterías, entre otras en tu día a día. Una sola pila alcalina puede contaminar 175.000 litros de agua. Y si debes usarlas, cuando se agoten recuerda llevarlas a un lugar con contenedores destinados a recogerlas para su reciclaje. Las pilas recargables siempre serán también una buena opción, pues puedes utilizarlas hasta 500 veces.

1 pm: ¿Vas a almorzar? Evita los productos como vasos, cubiertos, platos de plástico y cartón. Siempre prefiere artículos de cerámica, porcelana o vidrio que puedas lavar y volver a utilizar.

2 pm:
 ¿Te sobró comida? Puedes separar las cáscaras, desechos de frutas y verduras, pasto, hojas, etcŠ y usarlas como abono en tu jardín o huerto. Cava un pozo medianamente profundo en tu patio y pone en él tus desechos orgánicos de origen vegetal. Humedécelo y dale una buena ventilación. De a poco el material se irá degradando favoreciendo la fertilización natural de la tierra.

3 pm:
 ¿No estás usando tu computadora, tu microonda, el hervidor, el cargador de tu celular? ¡Desconéctalos!

4 pm:
 ¡Utiliza a conciencia el papel! Úsalo por las dos caras y recíclalo. Grandes cantidades de bosques son talados para cumplir con la producción de este elemento.

5 pm:
 ¿Realmente necesito comprar esto? Rodrigo Munita, experto en sustentabilidad y gerente de mercado residencial de S-Save, señala que es importante hacerse esa pregunta antes de adquirir un  cualquier producto. “Consumir cosas porque sí, porque las vimos en el supermercado y creamos una necesidad que no tenemos es lo peor para el medio ambiente, porque acumulamos desechos sin sentido”, afirma.

6 pm:
 Apaga las luces cuando no las necesites. Además, siempre prefiere ampolletas de ahorro de luz: son más caras, pero duran hasta 8 veces más y consumen la quinta parte de la energía para emitir luz que una ampolleta normal.

7 pm:
 Si vas a limpiar tu casa, siempre al elegir productos de limpieza lee bien las etiquetas. ¡Solo usa los que sean biodegradables! Evita el uso de ambientadores, pues no eliminan los malos olores sino que desprenden otros más fuertes.

8 pm:
 ¿De compras en el supermercado? ¡Lleva tu propia bolsa de tela! Las bolsas plásticas no se degradan, solo se arrastran a diferentes lugares de nuestro planeta, entre ellos los océanos. Evita al máximo el uso de plástico.

9 pm:
¡Recicla tus vidrios y botellas plásticas! Cuesta hacerse el hábito de separar la basura, pero una vez que lo haces se vuelve algo rutinario. Siempre elige envases reutilizables, como los de vidrio, y rechaza los que no se puedan reciclar.

10 pm:
 ¿Vas a dormir y ya no verás más televisión? Rodrigo Munita nos recuerda que algo tan simple como apagar los artefactos electrónicos antes de dormir, o ponerles la opción de “apagado automático”, puede ayudarnos a reducir la cantidad de energía que gastamos.