“Cumplir con las cuotas de reciclaje va a ser responsabilidad de las empresas productoras e importadoras, pero también va a requerir de una participación muy activa de los ciudadanos, tenemos que ser responsables de nuestros residuos, separarlos y dejarlos en los lugares especialmente habilitados"

Con estas palabras, la Presidenta Michelle Bachelet junto al ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, promulgaron la ley de Reciclaje y Responsabilidad Extendida del Productor, la que busca lograr una disminución en los residuos que se producen en el país por parte de las empresas, pero también de todos los ciudadanos.

La idea es que se tenga responsabilidad de seis productos prioritarios: aceites lubricantes, aparatos electrónicos y eléctricos, baterías, envases y embalajes, neumáticos y pilas.

Si bien la ley está destinada en primera línea a las empresas, existen formas para que los chilenos aporten al reciclaje como es el caso de los aceites reciclados, desarrollado por la empresa Bioils.

Hace cuatro años la empresa viene trabajando con diferentes municipios para incorporar puntos limpios, donde las personas depositen los aceites sucios que luego de un proceso de exportación se convierten en materias primas para biocombustibles.

“La idea es que dejen enfriar al aceite, lo junten en una botella plástica y luego que esté llena lo pueden llevar a uno de los puntos limpios donde se procesa en planta para pasar por un proceso de exportación”, comentó a Publimetro, Marcia Aravena, ejecutiva comercial de Bioils aceites reciclados.  

Actualmente las comunas que cuentan con este servicio son Independencia, Lo Barnechea, Calera de Tango y otras tantas en regiones, lo que se quiere replicar en más sitios y para que los vecinos interesados en aportar en este asunto, se pueden contactar con la empresa para tener contenedores.

“Los vecinos agrupados se pueden contactar con la empresa para que les pongan los contenedores de reciclaje de forma gratuita y estar ayudando a mantener un medio ambiente más limpio, que se puede avanzar filtrando el aceite con un colador o medias para prohibir el paso de alimentos”, agregó Aravena.