La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participó esta noche en la ceremonia litúrgica Tefilá por Chile 2016, donde el presidente de la Comunidad Judía en Chile, León Cohen, le pidió a la Mandataria una ley contra la incitación al odio. 

"Sabemos que una legislación que penalice la incitación al odio no ha estado entre las prioridades de su Gobierno, pero pedimos una vez más que ello se considere", dijo Cohen. 

"En un ambiente de crispación y descrédito, nos parece que impulsar en el parlamento una ley como ésta, es dar una señal clara para fortalecer la sana convivencia”", agregó. 

Con estas palabras la Comunidad Judía de Chile reiteró que "ante el ambiente de tensión y odiosidad que se está despertando en contra de los inmigrantes y las minorías", se hace cada vez más necesario que el Gobierno impulse una legislación de este tipo. 

La Presidenta Bachelet señaló que lo "de hoy es, ante todo, una instancia de oración por el presente y el futuro de nuestro país. Pero es también un muy valioso espacio de encuentro para reflexionar sobre nuestros actos individuales y cómo estos afectan a nuestros semejantes”. 

Además, destacó la importancia de dicha actividad “para compartir anhelos, inquietudes e ideas sobre qué podemos hacer, todos juntos -chilenos y chilenas de distintas procedencias, orígenes culturales y pertenencias religiosas- para construir una sociedad mejor, más justa, próspera, inclusiva y respetuosa de la diversidad”.  

Y aseveró que “esta es una tarea que nos compete a todos: a judíos, musulmanes y cristianos; a ateos y agnósticos; al Gobierno y a la sociedad civil, a los pueblos originarios y a quienes descendemos de los que llegaron después, como inmigrantes”.   

En su discurso, la Mandataria destacó el aporte de la comunidad judía “al diálogo y al desarrollo social, institucional y cultural de un país que les abrió la puerta, y al que han sabido retribuir de gran manera. Son aportes sustanciales, de los que podemos dar muchísimos ejemplos, pero que quizá se expresan con toda claridad en el esfuerzo que la comunidad puso -junto con otras organizaciones civiles- para sacar adelante la tan necesaria ley antidiscriminación”.

PUB/CF