Con un total de 1.030 playas habilitadas a la fecha, a nivel país, la Armada de Chile dio inicio al Plan Nacional de Protección Civil de Playas y Balnearios 2015-2016, con el cual se da por inaugurada oficialmente la temporada de playas.

La ceremonia, realizada este martes frente a Playa Los Marineros de Viña del Mar, fue presidida por la Subsecretaria para las Fuerzas Armadas, Paulina Vodánovic, el Director General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante, Vicealmirante Osvaldo Schwarzenberg, parlamentarios, autoridades regionales, provinciales y concesionarios de las playas de Valparaíso y Viña del Mar.

En la oportunidad el Vicealmirante Schwarzenberg hizo un fuerte énfasis en la importancia que tiene para el éxito del presente plan de protección el cuidado que puedan tener los propios bañistas al señalar que "no hay mejor medio para evitar accidentes en el borde costero que la autoprotección".

En ese mismo orden, destacó la sostenida disminución de casos de emergencias que se han registrado en los últimos años y que dan cuenta de un grado mayor de conciencia de respeto al mar por parte de la ciudadanía, lo que es consecuencia de la tarea educativa que realiza la Autoridad Marítima en los establecimientos educacionales y que durante el presente año permitió llegar a un total de 18.245 escolares, a lo que se suma la labor de difusión realizada por el TEAM 137 en distintos establecimientos educacionales de la Región Metropolitana.

El llamado de la Autoridad Marítima es respetar el mar evitando las acciones temerarias que pongan en riesgo la vida de los propios bañistas, asegurando así disfrutar del verano. En este sentido, el Vicealmirante Schwarzenberg precisó que, de las 1.030 playas habilitadas a la fecha, sólo 130 son aptas para nadar, en tanto que las 900 restantes están habilitadas sólo para tomar sol y no para nadar.

Tras las palabras del Director General se realizó un ejercicio demostrativo con el despliegue de las capacidades técnicas y humanas dispuestas a lo largo del territorio nacional por la Armada de Chile para dar cumplimiento a su misión de proteger la vida humana en el mar.

En la ocasión, y por primera vez, participaron junto a la Autoridad Marítima un grupo de surfistas que fueron capacitados por la Capitanía de Puerto para sumarse a las labores de rescate en caso de ser necesario.

Rodrigo Arbulo, director de una escuela de surf en Concón e integrante del grupo Surf Salva, agradeció la “visión que ha tenido la Autoridad Marítima, ahora a través del Gobernador Marítimo Rodrigo Vattuone y de nuestro Capitán de Puerto, porque ellos nos han hecho una capacitación. No se había hecho nunca antes de esta manera y han reconocido también que el surf es un aporte para la seguridad en cualquier lugar donde se desarrolle”.

PUB/VJ