Dos automóviles completamente destruidos en accidentes de tránsito serán evidencia, para todos aquellos que transiten por el Palacio de la Moneda, de los riesgos que se asumen al mezclar consumo de alcohol y conducción vehicular, principalmente a pocas semanas de que se celebren las Fiestas Patrias en Chile, fecha en que las muertes por esta causa aumentan de forma considerable.

De esta forma la Intendencia de la Región Metropolitana y la Asociación de Proconsumo Responsable de Bebidas Espirituosas (Aprocor) llamaron a la población a “tomar conciencia” a la hora de celebrar.

"Hay personas que todavía no entienden, pese a las modificaciones legales, que conducir bajo la influencia del alcohol no solamente es un delito, sino que pone en riesgo a la comunidad”, afirmó el intendente metropolitano, Claudio Orrego (DC).

La autoridad remarcó que el consumo bajo los efectos del alcohol no es un asunto personal, sino lo contrario, y aludió a la necesidad que como sociedad asumamos la responsabilidad de contener e impedir que “irresponsables” se sienten al volante de un vehículo.  
 
“Tenemos que sacarnos de la cabeza que tengo la libertad para cometer un delito. Cuando alguien está tomando y va a conducir se apresta a cometer uno. Y bien, trato a que no lo haga o me transformo en cómplice. Hay que cambiar la cultura ciudadana en torno al consumo responsable”, aseveró.  

Desde Aprocor, el presidente del organismo conformado por más del 95% de empresas productoras, distribuidoras e importadoras de espirituosos del país, Juan Pablo Solís, consideró necesario crear una instancia que agrupe a los sectores público y privado, a que trabaje para impulsar la educación alcohólica en niños y adolescentes.

"Estamos en un buen momento de armar una mesa entre la industria y el Gobierno, que trate de inculcar a los menores a no consumir alcohol y que cuando lo hagan que sea con responsabilidad”, argumentó.

Carabineros anunció el aumento de las fiscalizaciones preventivas, tanto en ruta como en áreas urbanas, las cuales van dirigidas a controlar a choferes bajo los efectos del alcohol y el exceso de velocidad.

Las autoridades pretenden que se disminuya la cifra de accidentes y de muertos a causa de estos. En Fiestas Patrias de 2015 se produjeron 874 siniestros, y 22 personas perdieron la vida a causa de estos, 11 de ellos peatones.