Con firma mensual quedó el pitonero del carro lanza aguas, Manuel Noya, que lesionó a Rodrigo Avilés durante las movilizaciones del 21 de mayo de 2015, en Valparaíso.

El ex carabinero quedó además con arraigo nacional tras ser formalizado este martes en el Tribunal de Garantía de Valparaíso.

El fiscal Cristián Andrade explicó que había calidad de dolo eventual ya que “el dolo directo dice relación con la intención positiva de provocar el delito a una persona determinada, en palabras simples”.

“En este caso, hay un dolo eventual, ¿a qué se refiere eso? Que acá no es que el señor Noya quisiera lesionar al señor Rodrigo Avilés por ser el señor Avilés”, explicó el fiscal.

En la misma línea, el profesional sostuvo que ”realiza una acción que es capaz de ocasionar el resultado, nosotros entendemos con indiferencia a la provocación del mismo, entonces eso también configura la hipótesis delictual, que en este caso, me refiero al delito de lesiones graves y no un cuasidelito”.

Previo a la formalización familiares y amigos de Rodrigo Avilés se manifestaron para exigir que no vuelvan a ocurrir este  tipo de casos.

En esta línea, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica donde asistía Avilés, Dabiel Gedda, sostuvo que no descansarán hasta que las instituciones asuman su responsabilidad.

“No han sido capaces de otorgar los antecedentes claves y cuando lo han hecho, por ejemplo, el informe sacado en mayo del año pasado lo han hecho con hechos falsos e infundados”.
Cabe mencionar que además de las medidas cautelares se decretaron seis meses de investigación, durante los cuales el ex uniformado deberá firmar en la Fiscalía de San Miguel.


PUB/NL