Por más de tres horas se extendió la declaración en calidad de testigo que entregó este lunes el ex ministro de Economía, Pablo Longueira, en la investigación que dirige la fiscal Ximena Chong por el denominado “Caso Corpesca”.

El renunciado ex militante de la UDI llegó este lunes hasta las dependencias de la Fiscalía Centro Norte de Santiago, acompañado por sus abogados y un grupo de sujetos que las hicieron de “guardaespaldas” y se encargaron de golpear y empujar a los reporteros gráficos y periodistas que esperaban la llegada de Longueira, quien no hizo declaraciones a los medios.

Su testimonio ante la fiscal Chong había sido cancelado en dos ocasiones anteriores y solo se materializó este lunes.

Al término de la diligencia, Longueira evitó nuevamente el contacto con la prensa y también a un solitario manifestante que lo increpó duramente, le lanzó monedas y lo obligó a refugiarse en el interior del edificio por algunos minutos, antes de abandonarlo.

“¡Corrupto de mierda, ladrón que haces las leyes a costa de los empresarios. Legislaste para los Angelini, los Luksic!... Hoy la pesca artesanal está sufriendo la crisis social más grande!", le gritó el solitario manifestante, quien antes de abandonar el Centro de Justicia se identificó como Guillermo Solís y miembro de una ONG que apoya a los pescadores artesenales.

Se espera, que con la declaración de Longueira, la fiscal Chong despeje las dudas por los posibles pagos que realizó Corpesca al senador Jaime Orpis, en medio de la tramitación de la normativa que regula las cuotas de captura en el territorio marítimo.

Cabe recordar que el 14 de enero pasado, la Corte de Apelaciones de Santiago aceptó el desafuero de Orpis para poder investigarlo por fraude al Fisco y fraude tributario, lo que llevó a este a renunciar a su militancia en el gremialismo.

PUB/CM