Los representantes de Federación Cordillera (Fesicor), Asociación Gremial Metropolitana (AGMTC), Confederación Nacional de Taxistas de Chile (Confenatach), y la Confederación Nacional de Taxis Colectivos de Chile (Conatacoch), entregaron una carta en La Moneda dirigida a la Presidenta Bachelet, concluyendo así el paro nacional de taxistas.

En la misiva, los dirigentes reclaman que Uber llegó al país ofreciendo un servicio que infringe las normas y reglamentos de organismos como el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, del Ministerio del Trabajo, del Servicio de Impuestos Internos, y del Servicio Nacional del Consumidor.

Además, reclaman que hace sólo cinco meses el Congreso Nacional optó por cerrar por cinco años el parque de vehículos que trabajan como taxis y taxis colectivos por la saturación de automóviles en las calles, y que estas aplicaciones infringirían esto.

En la carta, los taxistas aseguran que comparten la necesidad de utilizar la tecnología para renovar el transporte, sin embargo, exigen que el Gobierno sea parte de esto.

“Es fundamental contar con el financiamiento que el Gobierno nos pueda proveer, a objeto de que la implantación de estas herramientas sea masiva en cada región”, señala la carta.

“A nosotros nos sorprende lo del Ministerio de Transportes, vimos a un minsitro muy decidido, es más, dijo que esto era el comercio ambultante del transporte, pero vimos ayer a un subsecretario pensando en cómo legitimarlo”, señaló el presidente de la Confenatach, Héctor Sandoval

“Yo creo ellos se tienen que poner de acuerdo en quién manda aquí, porque no hemos visto una respuesta contundente y una acción decidida”, agregó.

Desde cinco puntos de la capital salieron caravanas de taxistas manifestándose en contra de las aplicaciones Uber y Cabify, servicios que utilizan autos privados para el transporte de pasajeros, a las que califican como ilegales.

Cerca de las 9 de la mañana los taxistas partieron desde Gran Avenida, Puente Alto, Maipú, San Bernardo y Conchalí, y se reunieron en la calzada sur de la Alameda hasta llegar a Plaza Italia.

Al finalizar la marcha se realizó un acto principal, en la intersección de Lord Cochrane con la Alameda, en el que participó la ex vedette nacional Maggie Lay, quien también se desempeñó como taxista.

PUB/CM