Amnistía Internacional Chile (AI) llegó este miércoles hasta el Palacio de La Moneda para presentar más de 11 mil firmas, donde exigen al Gobierno que los casos de violaciones a los Derechos Humanos no pasen a la Justicia Militar.

Según la organización no gubernamental, estos casos “siguen siendo competencia de la jurisdicción militar que no goza de la independencia y la imparcialidad necesarias al ser los propios militares quienes integran estos tribunales”.

Asimismo, manifiestan que esto “pone en riesgo el acceso a la justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos en Chile”, por lo que exigen que “esta situación debe cambiar cuanto antes”.

Amnistía Internacional recordó que ya en el 2005 una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado de Chile limitar la competencia de los tribunales militares a delitos estrictamente de carácter militar y excluir a los civiles de su jurisdicción.

Sin embargo, éste sigue siendo un tema pendiente 10 años después, por esto, instan a “reformar el Código de Justicia Militar para poner fin al uso de la justicia militar para investigar, enjuiciar y sancionar violaciones de derechos humanos y limitarla a delitos estrictamente de carácter militar que involucren a militares”.

Y también a “garantizar recursos suficientes en la justicia ordinaria para absorber denuncias de violencia policial con la debida prioridad y que los presuntos responsables de las violaciones comparecen ante la justicia”.

La ONG, destacó en la misiva dirigida a la Bachelet, que en 2014 “usted se comprometió a reformar la justicia militar. Por ello, Sra. Presidenta, le insto a retomar su compromiso a favor de la reforma de la justicia militar en su próximo mensaje presidencial del 21 de mayo”.

Además de entregar las firmas y la carta, cerca de las 11:30 horas, la organización realizó una manifestación pacífica frente al Palacio de La Moneda para mostrar cómo la balanza de la justicia se inclina a favor de la institución de Carabineros en vez de las víctimas.

PUB/CM