La Justicia española condenó hoy a 12 años de cárcel a los anarquistas chilenos Francisco Javier Solar, "Cariñoso", y Mónica Andrea Caballero, "Moniquita", por el atentado cometido en 2013 en la Basílica del Pilar de Zaragoza, en el que resultó herida una mujer.

La pareja, que afrontaba una petición del fiscal de 44 años de cárcel, fue absuelta de los delitos de pertenencia a organización terrorista, como integrantes del Comando Insurreccionalista Mateo Morral, y de conspiración para cometer delitos de estragos terroristas en relación a un intento de atentado en el Monasterio de Montserrat de Barcelona.

La sentencia dictada hoy considera probado que "Cariñoso" y "Moniquita" colocaron un artefacto compuesto por una bombona de butano, dos kilos de pólvora y un reloj activador que explotó en la nave central de la iglesia el 2 de octubre de 2013 y que causó lesiones a una mujer.

Por ello, les condena a cada uno a cinco años de cárcel por un delito de lesiones terroristas y a otros siete años por otro de daños terroristas, además de obligarles a indemnizar conjuntamente a la mujer herida con 22.775 euros y con 182.601 euros al cabildo de Zaragoza por los desperfectos.

En la última jornada del juicio, el 10 de marzo pasado, ambos negaron pertenecer a una organización terrorista "ni a otra que tenga algún tipo de líder, mando o cúpula de poder".

Además se despidieron del tribunal con gritos: "viva la anarquía" y "muerte al Estado".

El abogado de la acusación particular ejercida por la mujer herida, que inicialmente pedía la misma pena que la fiscalía, rebajó su solicitud de pena a doce años de prisión.

Consideró que no estaba probada la pertenencia a organización terrorista de los acusados ni había posibilidad de imputarles un delito por su visita a Montserrat.

PUB/NL