El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó a cuatro agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) como autores del delito de secuestro calificado de un militante del MIR, cometido en 1975. 

La resolución fue adoptada por el ministro Carroza en contra de los ex miembros del organismo represivo, Fernando Lauriani Maturana, Gerardo Godoy García, Rolf Wenderoth Pozo y María Gabriela Órdenes Montecinos, contra quienes dictó la pena de 5 años y un día de presidio por su responsabilidad en la detención y posterior desaparición del joven de 21 años Luis Humberto Piñones Vega. 

Piñones Vega, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fue detenido en diciembre de 1974 en las cercanía de la actual Universidad de Santiago (ex UTE) y llevado hasta el centro de detención clandestino de Villa Grimaldi, lugar donde estuvo privado de libertad hasta el 25 de enero de 1975, fecha en la que se pierde su rastro. 

En el aspecto civil, Carroza condenó al Estado de Chile a pagar una indemnización a cada uno de los ocho hermanos de la víctima, por concepto de daño moral. 

PUB/VJ