La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó las condenas de 20 años de presidio dictada en contra de tres agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), por su responsabilidad en los homicidios calificados de seis integrantes de una familia, cometidos en noviembre de 1975, en Santiago.

La resolución fue adoptada por la Duodécima Sala del tribunal de alzada capitalino en contra de los agentes de la DINA Miguel Krassnoff Martchenko, Basclay Zapata Reyes y Rolf Wenderoth Pozo, quienes fueron hallados culpables de la muerte a tiros de los seis integrantes de una familia.

El fallo de la Corte de Apelaciones confirmó así lo resuelto por el ministro instructor, Leopoldo Llanos, quien dio por acreditada la participación de los tres agentes en el homicidio calificado -“al amparo de un montaje”- de Alberto Gallardo Pacheco, Catalina Gallardo Moreno, Mónica Pacheco Sánchez, Luis Ganga Torres, Manuel Reyes Garrido y Pedro Cortés Jélvez, cometido entre el 18 y 19 de noviembre de 1975.

El ministro en visita acreditó que los fallecidos fueron detenidos, torturados y ejecutados y posteriormente hechos aparecer como muertos en enfrentamientos armados que resultaron ser falsos.

PUB/CM