La justicia argentina condenó a Lucas Azcona, el autor confeso del asesinato de Nicole Sessarego, a cadena perpetua, por el delito de femicidio impropio con alevosía.

Shirley Bórquez, madre de la estudiante chilena  que fue asesinada en julio del 2014 mientras se dirigía a su casa, en Buenos Aires, afirmó tras conocer la sentebcia que finalmente se hizo justicia.

Previo a la lectura de sentencia, el fiscal del juicio, Ignacio Mahiques, pidió en su alegato que el acusado sea condenado a la pena máxima del Código Penal por el delito de "homicidio doblemente agravado por  odio de género y alevosía",  el primero de este tipo en el país.

Azcona es el primer acusado de femicidio por odio de género en Argentina por el asesinato de la estudiante chilena y los peritajes realizados durante la investigación habrían comprobado los problemas que tiene el acusado con el género femenino.

El crimen ocurrió cuando la estudiante de la Universidad de Playa Ancha volvía de una fiesta, momento en el que Azcona la siguió a sus espaldas durante casi tres cuadras y sin que hubiera interacción entre ambos. Luego, la apuñaló 11 veces en el cuello, cara, tórax y en el brazo izquierdo sólo por el hecho de ser mujer.


PUB/NL