La Fiscalía Centro Norte logró obtener condena en contra de cinco reos implicados en el secuestro de dos hermanos, también reclusos, en hechos ocurridos en el CDP Santiago Sur (ex Penitenciaría) el 28 de julio de 2015. 

Los acusados Marcelo Arellano Quezada y Sebastián Muñoz Marín fueron sentenciados a 7 años de presidio cada uno, en tanto que los imputados Tito González Díaz, Ángel Viacava Espinoza y Roger Lalut Huenchunao recibieron 6 años de cárcel. 

En el juicio, el fiscal Hugo Brizuela pudo acreditar que bajo intimidación y golpes, los acusados llevaron a las víctimas hasta el final de la galería 8, a una celda donde podían evitar las medidas de seguridad y la observación de los funcionarios de Gendarmería. 

En ese lugar, bajo amenazas y golpes, los hicieron desnudarse para luego atarlos de pies y manos, exigiendo el pago de $500 mil pesos por cada uno para ser liberados. 

Los acusados obligaron a las víctimas a llamar a su madre por celular para efectuar el pago exigido o, de lo contrario, la integridad física de los hermanos correría peligro. 

Como el rescate no se concretaba y con el fin de lograr la entrega del dinero, los imputados aplicaron corriente al cuerpo de una de las víctimas. 

Luego de la denuncia de la madre, Gendarmería pudo ubicar el sector donde se encontraban encerrados los hermanos, desnudos y con visibles lesiones en el cuerpo. 

PUB/VJ