El Tribunal Oral en Lo Penal de La Serena condenó a 10 años de presidio por los delitos de abuso sexual contra una menor de edad en La Serena.

El tribunal encontró culpable al instructor de karate, Cristián Espejo, del delito reiterado de abuso sexual propio e impropio contra una niña de 13 años, que era su alumna.

La jueza Carolina Bunster explicó que “no reuniéndose los requisitos de la Ley 18.216, el condenado deberá cumplir efectivamente la pena privativa de libertad que se le ha impuesto”.

La condena contempla además la vigilancia de la autoridad en los diez años siguientes al cumplimiento de la pena principal. Esto por medio de la información a Carabineros cada tres meses de su domicilio.

A ello se suma la pena de inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales que involucren una relación directa o habitual con niños.

PUB/NL