El pasado 30 de diciembre, guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) sorprendieron a dos turistas brasileños prendiendo una cocinilla en una zona no permitida para estos artefactos, por lo que los expulsaron del Parque Nacional Torres del Paine, denunciándolos a Carabineros y quedando citados para una audiencia en el Juzgado de Garantía de Puerto Natales para el 5 de enero. Los excursionistas arriesgaban penas hasta los tres de presidio y una multa de $2 millones.

Sin embargo, en la audiencia realizada ayer, el juzgado resolvió llegar a un acuerdo con Martín Lama y Marcelo Gleydson, imponiendon la prohibición de ingreso por el periodo de un año al Parque Nacional Torres del Paine, además del pago de una multa de $100 mil cada uno, según informa el sitio   LaPrensaAustral.cl.

Los excursionista aceptaron las condiciones del acuerdo para evitar un juicio, ya que no tenían el tiempo ni los recursos monetsrios para enfrentar este proceso. Aunque dejaron claro a través de su defensora pública quee se declaraban inocentes, ya que nunca prendieron su cocinilla y que incluso se comieron su merienda fría porque sabían de la prehibición, aludiendo a una confusión de la turista chilena que los denunció al guardaparques.

PUB / DIG