A partir del 1 de enero del próximo año, todos los conductores deberán portar chalecos reflejantes en sus vehículos y a usarlos cuando deben descender por alguna emergencia.

Esta nueva normativa del ministerio de Transporte, regirá tanto para conductores particulares como de la locomoción colectiva y en caso de no cumplirse, los infractores arriesgan multas de $22.000, de acuerdo informa Cooperativa.

El gerente de asuntos públicos de Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, señaló “Hoy en día la gente desciende de sus vehículos, sobre todo en carreteras y en caminos secundarios, con bastante descuido  los atropellos se han ido incrementado en el último tiempo”

La medida es sencilla, fácil, barata y fácil de implementar, lo que permitirá proteger a las personas, fueron los dichos de el gerente de Automóvil Club de Chile.

“Creemos que hay que hacer un llamado, que hay que sensibilizar a la opinión pública y creemos que también es una muy buena medida”, agregó el experto.

Para informar de esta medida a los conductores, el Automóvil Club repartirá este sábado chalecos reflectantes en el sector de Avenida Tupper, en el Parque O'Higgins.

PUB/ SQM