Luego de cerca de dos horas del termino de la marcha estudiantil, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) realizó un balance de la movilización que tiene especial carácter por convertirse en la primera manifestación que lo toca enfrentar al ministro del Interior, Mario Fernández, y ser la antesala de la reunión que mantendrán dirigentes estudiantiles con la ministra Adriana Delpiano.

Desde la Confech señalaron sentirse satisfechos con la masiva convocatoria que cifraron en 150 mil estudiantes marchando por las calles de Providencia y Santiago.

“Calificamos esta marcha y su realización e incluso el motivo del cierre final como exitosa por ser una marcha muy convocante ya que supera las 100 mil personas y donde llegaron no tan sólo estudiantes, sino que por algunos instantes hubo participación  de profesores, asistentes de la educación”, señaló la vocera de la Confech, Marta Matamala.

A pesar de mostrarse satisfechos con el sentido de la marcha, los dirigentes hicieron un análisis más profundo de los graves incidentes que se registraron entre grupos encapuchados y Fuerzas Especiales de Carabineros, los que incluso terminaron con actos vandálicos en la Iglesia Gratitud Nacional, recinto desde donde sacaron a la calle la imagen de un Cristo.

“Todos vimos lo que significó la imagen de Cristo y queremos ser bien directos en señalar que esto no fue un acto del movimiento estudiantil, sino que algo minoritario y no se entendió el por qué estábamos marchando el día de hoy, son miles los chilenos que son creyentes y en ningún momento se quiso faltar el respeto, pero también creemos que las autoridades que fueron a visitar a la iglesia tienen que dar respuestas”, agregó el también vocero de la Confech, Gabriel Iturra.

Además, los estudiantes hicieron un llamado para volver a poner sobre la mesa el tema educacional con énfasis en las reformas que se están implementando, sobretodo a un día de la reunión que tienen agendada con la ministra de Educación.

“Creemos que es necesario volver a hablar de educación, el gobierno ha hecho alusiones a como se debería desarrollar la reunión de mañana con el Mineduc y ante eso tenemos una claridad que el gobierno no puede salir a hacer declaraciones para ponerse el parche antes de la herida, no puede ser que desde ya nos digan que no vamos a devolver contentos con esta reunión”, finalizó Matamala.