La cita congregó a dirigentes estudiantiles de todo el país, donde se discutió el proyecto de reforma educacional presentado el viernes por la ministra Adriana Delpiano a dirigentes de la Confech.

“El paro y las movilizaciones continúan, dentro de las próximas horas serán más las universidades y los liceos que se encontrarán movilizados”, sostuvo el vocero de la Confech, Gabriel Iturra.

“Se hizo el análisis y es bastante vago lo que el Gobierno ha planteado, en términos generales no se está dando respuesta a las demandas estructurales”, añadió Iturra para fundamentar la decisión de no deponer las movilizaciones.

“Lo que se plantea desde el movimiento estudiantil no se termina con el lucro, no se termina con la exclusión de la banca privada. No hay transparencia real en la gestión de los recursos, no se avanza en la democratización de las casas de estudios. En términos generales no está dando respuesta y perpetúa el actual modelo educativo”, sentenció el dirigente de la Confech.

Tras la cita, los estudiantes acordaron un llamado a paro nacional para el jueves 23 de junio, en el que esperan una gran convocatoria.

Cabe recordar que en la reunión sostenida el viernes, la ministra de Educación comentó que el equipo jurídico del Mineduc se encuentra ajustando los últimos detalles del proyecto que pretenden enviar durante junio al Congreso.

Por lo mismo, los estudiantes sólo tuvieron acceso a lineamientos generales sobre aspectos como el aumento de la matrícula en universidades del Estado y la forma en que operará la gratuidad durante los próximos años.

PUB/FR