Una dura autocrítica realizó la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) sobre los factores que han disminuido el apoyo al movimiento estudiantil, lo que se ha visto reflejado en las bajas convocatorias de las últimas movilizaciones que han convocado.

El pasado viernes los líderes del movimiento reflexionaron sobre la falta de “legitimidad social”  que han tenido durante este año.

En la cita, los representantes de la Confech analizaron además “la falta de reflexión en torno a las condiciones materiales de la organización y el escaso compromiso a la hora de convocar”.

Según reproduce La Tercera, la entidad definió que “la falta de desafección son parte de los múltiples factores que afectan hoy a nuestra movilización y que debemos trabajar”.

En esta línea, la representante de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile (Fech), Camila Rojas, afirmó que pese a que este año si ha habido una importante adhesión al movimiento “no hemos sido capaces de mantener ese ímpetu por más tiempo”.

“Eso tiene que ver con indefiniciones, con la imposibilidad de tomar decisiones dentro del movimiento”, sentenció.

PUB/NL