Luego de unas horas del término de la marcha estudiantil convocada por diferentes agrupaciones como la Confech, Cones y Aces, los mismos estudiantes evaluaron de manera positiva la manifestación que según sus cálculos asistieron cerca de 100 mil personas bajo el lema “Que los cambios no queden en promesas, vamos a transformar la educación”.

La convocatoria que comenzó pasado a las 11.00 horas tenía como fin generar presión para que desde el ejecutivo estén atentos a los proyectos de la reforma de educación superior y de nueva educación pública, peticiones que se vieron empañadas por los disturbios que se vivieron a lo largo de la marcha que comenzó desde Plaza Italia pasando por la Alameda hasta calle Echaurren.

La vocera de la Confech, Camila Rojas, al ser preguntada por los incidentes que se presentaron señaló que el llamado fue a una manifestación pacífica.

“Podemos ver que la gente que marchó es porque quieren educación de calidad y este es el centro, hoy la Presidenta no está en Chile y esperamos que donde esté nos esté escuchando porque queremos construir una verdadera reforma de educación y se está acabando el tiempo”, comentó Rojas.

El tema fue lamentado por los secundarios, quienes añadieron que estos incidentes cambia el foco del tema que quieren resaltar.

“Es lamentable que nuevamente la violencia y represión sea un tema después de la marcha porque no nos deja debatir de una verdadera transformación de la educación”, señaló el vocero de la Cones, José Corona.

Referente a la razón de la fecha tan cercana a la cuenta pública de la Presidenta Michelle Bachelet en el 21 de mayo, el vocero de la Aces, Diego Arraño, señaló que le exigen a la Presidenta que puedan tener soluciones, de lo contrario el movimiento estudiantil se radicalizará.

“Le decimos a la Presidenta Bachelet que ni se le ocurra firmar la ley de fortalecimiento de la educación pública, porque o sino va a tener que aceptar las consecuencias que nosotros tenemos como movimiento estudiantil”, aseveró Arraño.

Desde Carabineros informaron que hay cuatro uniformados heridos y hasta esta hora aún no tienen un informe de las personas detenidas tras la movilización.