Satisfechos se mostraron los dirigentes estudiantiles tras el término de la marcha, que se prolongó desde Plaza Italia pasando por el Parque Forestal para terminar en el sector de Estación Mapocho.

La columna de estudiantes se desplazó de forma pacífica por gran parte de Santiago, lo que de acuerdo a el vocero de la Cones, José Corona, el cambio de recorrido influyó para que la manifestación fuera de forma tranquila.

“Los enfrentamientos entre encapuchados y Carabineros fueron menores, estamos contentos porque se cumplió el objetivo y fuimos capaces de poder demostrarle a las autoridades que somos una mayoría democrática que se manifiesta de forma pacífica, lo que se puedo hacer porque se tomó conciencia del autocuidado y se entendió que no se le debe hacer el juego a los medios de comunicación”, señaló el vocero de la Cones.

Por parte de la Confech también se mostraron conformes con esta quinta marcha del año a nivel nacional, la que según sus datos llegaron alrededor de 80 mil personas para manifestarse bajo el lema: “llegó el momento de la educación pública, gratuita y de calidad”.

“La marcha fue bastante masiva, cerca de 80 mil personas llegaron a manifestarse, desde el escenario nos pudimos dar cuenta que desde Mapocho hasta Plaza Italia estaba lleno de estudiantes, quiénes consideran que hasta ahora la educación no ha cambiado, por eso nuestro interés es poder hablar de educación pública y dejar de decir que la buena educación es un privilegio para unos pocos”, aseveró la vocera de la Confech, Camila Rojas.

Respecto a los incidentes que se originaron al final de la movilización, desde Carabineros informaron que el saldo fue de cinco menores de edad detenidos por desórdenes menores, uno de ellos que al realizarle un control de identidad se le encontró un arma de juguete.