Durante esta jornada, la Intendencia Metropolitana, en conjunto con autoridades de la Municipalidad de Providencia, del Servicio de Vivienda y Urbanismo Metropolitano y de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, dieron a conocer el cumplimiento de las obras de reparación de la calzada norte de avenida Providencia, en el tramo entre Seminario y Salvador, donde el pasado se produjo una rotura de matriz de la empresa Aguas Andinas. 

Las obras están concluidas y las autoridades señalaron que a partir de esta noche, a las 22 horas, comenzará a funcionar con absoluta normalidad el tramo reparado, cumpliendo anticipadamente por cinco días con la fecha de entrega, que estaba proyectada para el próximo 5 de julio. 

El intendente Metropolitano, Claudio Orrego, señaló que "22 días después del socavón, y cinco días antes de lo pronosticado, hoy día (jueves) a las 22.00 horas se reabre al uso del público la avenida Providencia", agregando que "como ha quedado demostrado estos días que no la tuvimos disponible para el público, es fundamental para la ciudad de Santiago".

Orrego resaltó la importancia de esta arteria para la capital, explicando que "el eje Providencia-Alameda transporta dos millones de personas todos los días, así que era fundamental recuperarlo. Hoy día se recupera para la ciudad". 

Mientras que la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, agradeció la paciencia de los vecinos del sector que permitieron avanzar en las obras en jornadas de doble turno para adelantar la entrega, "con todas las molestias que eso pudo haber generado". 

Y destacó "el trabajo mancomunado, entre el gobierno central y todo el equipo municipal, que hicieron posible que podamos volver a usar completamente nuestra avenida Providencia". 

La reparación implicó intervenir un tramo de 120 metros lineales aproximadamente, además de la construcción de un muro de contención contiguo al Museo de Los Tajamares, con el objetivo de sostener la calzada del costado norte y las nuevas veredas. Al respecto, el director del Serviu Metropolitano, Alberto Pizarro, declaró que “se ha ejecutado una solución estructural de pavimento de alto estándar que incluye una loza de hormigón de 23 centímetros y una capa de ocho centímetros de asfalto en la superficie y que homologa el pavimento que tiene el resto de la Avenida Providencia. Estamos muy conformes porque Aguas Andinas acogió todas las exigencias técnicas y desarrollamos un trabajo coordinado”.

PUB / DIG