El presidente de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam), Esteban Maturana, calificó como “una ofensa” el acuerdo para aprobar esta jornada el veto presidencial aditivo que ingresará al Congreso para reponer el reajuste del sector público de 3,2%. 

Maturana explicó que el reajuste significa la suma de sólo unos $30 pesos más diarios para cada trabajador, calificando la situación como "indigna, es indecente". 

"Nos habría gustado decir que nos sorprende, pero no nos sorprende en lo absoluto, porque uno sabe al final del día que van a terminar poniéndose de acuerdo. Lo lamentable es que los parlamentarios van a aprobar algo que ya rechazaron por 97 votos en contra ni uno a favor y dos abstenciones", señaló Maturana a radio Cooperativa. 

"Hay muchísima gente que se va a quedar sin bonificación y son profesionales que trabajan en el ámbito público y nadie entiende por qué no tienen derecho a recibir los beneficios", agregó. 

Asimismo, el líder de la Confusam refutó al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien ha asegurado que el reajuste no puede ser superior debido a la actual situación económica del país y que el Gobierno necesita ser “responsable” referente a esto. 

“El problema que tiene el ministro Valdés es que él tiene un muy mal cálculo porque en la ley de Presupuesto él propone más egresos que ingresos, o sea, él está gastando mucha más plata de la que va a recibir”, afirmó Maturana. 

“Entonces él tiene que hacer un ajuste de caja, y el ajuste de caja lo está haciendo por la parte más delgada del hilo que son los trabajadores”, enfatizó. 

A juicio del dirigente, "hay 20 mil manera de obtener recursos y al interior del propio proyecto de ley de presupuesto podemos hacer modificaciones”. 

“Un solo ejemplo: Se proponen construir muchos hospitales, pero ¿De qué le sirve al país construir nuevos hospitales si no somos capaces ni siquiera de hacer funciones los que ya están funcionando", finalizó. 

PUB/CM